Gramática

RECOMENDACIONES PARA EL USO DEL PUNTO Y SEGUIDO

En principio,  el uso del punto y seguido el de más fácil empleo. Básicamente, este se usa para separar enunciados o ideas independientes que se escriben sucesivamente. Sin embargo, cuando se redacta aparecen situaciones en las que la selección del punto o de otro signo dependerán de la intención del redactor.

 

Por ejemplo:

  • Ha terminado su tarea. Ya puede ir a su casa.
  • Ha terminado su tarea; ya puede ir a su casa.
  • Ha terminado su tarea: ya puede ir a su casa.

En los enunciados anteriores, la selección del signo dependerá de  la intención del redactor. En el primer caso, se busca que el lector entienda que ambas ideas deben asimilarse independientemente; en cambio, en el segundo, el punto y coma indica que hay un nexo consecutivo elidido (el nexo “por lo tanto”) y los enunciados deben leerse con una relación interna; en el tercer caso, el uso de los dos puntos indica que la segunda idea es una consecuencia subordinada a la anterior.

Por lo expuesto, el uso del punto y  seguido – en determinados momentos – está más supeditado a la intención del texto que a una regla fija.

 

CLASES DE PUNTO

 

Aunque la siguiente clasificación es bastante obvia,  la agrego para comenzar con orden este tema.

El uso principal del punto es señalar gráficamente la pausa que marca el final de una oración, de un párrafo o de un texto. Se debe escribir  sin separación de la palabra que la precede y separado por un espacio de la palabra o el signo que le sigue. La palabra que sigue al punto se escribe siempre con inicial mayúscula.

 

Recibe distintos nombres, según marque el final de una oración, un párrafo o un texto:

  1. Si se escribe al final de un enunciado y a continuación, en el mismo renglón, se inicia otro, se denomina punto y seguido.
  2. Si se escribe al final de un párrafo y el enunciado siguiente inicia un párrafo nuevo, se denomina punto y aparte.
  3. Si se escribe al final de un escrito o de una división importante del texto, se denomina punto final.

NOTA. En este último caso, no es correcta la denominación punto y final.

  • Text Hover

Imagen tomada de slideshare.es

  1. En títulos y subtítulos:

–          Nunca se escribe punto tras los títulos y los subtítulos cuando aparecen aislados (centrado o no) y son el único texto del reglón.

 

  1. En nombres de autor:

–     No usa punto final en los nombres de autor en cubiertas, portadas, prólogos, firmas de cartas y otros documentos.

 

  1. En dedicatorias:

–     Las dedicatorias que se sitúan al principio de los escritos no suelen llevar punto final. Solo cuando la dedicatoria está constituida por varios párrafos, es aconsejable escribir punto y aparte al terminar cada uno de ellos y cerrar con punto final.

 

  1. En pies de imagen

–      Textos que aparecen bajo ilustraciones, fotografías, diagramas, etc., dentro de un libro o una publicación periódica no suelen cerrarse con punto cuando constituyen etiquetas. Solo cuando los pies de imagen no son propiamente etiquetas, sino explicaciones de carácter discursivo que suelen tener estructura oracional, deben cerrarse con punto.

 

  1. En eslóganes

–        Estos no llevan punto final cuando aparecen aislados y son el único texto en su línea. Solo cuando estos mensajes publicitarios están compuestos de dos o más enunciados separados por puntuación interna, el uso del punto final es admisible.

 

  1. En enumeraciones en forma de lista

–       En las clasificaciones o enumeraciones en forma de lista, se escribe punto tras el número o la letra que encabeza cada uno de los elementos enumerados.

 

  1. En índices

–        En los distintos tipos de índices de contenidos, de materias, onomásticos, cronológicos, etc., no se escribe punto al final de cada línea.

 

  1. En direcciones electrónicas

–     Puesto que el punto final no forma parte de las direcciones electrónicas, no se escribe cuando estas constituyen  el único texto en su línea o cuando no cierran enunciado.

 

  1. Con signos de interrogación, signos de exclamación y puntos suspensivos

Después de los signos de cierre, tanto de los de interrogación como los de exclamación no se usará punto seguido. Podrán usarse otros signos, según las características de la construcción.

Autor


Avatar

Richar Primo

Profesor, periodista y narrador. Se ha desempeñado como profesor de periodismo, lengua, literatura, redacción general y especializada en diversas instituciones.