Carlos Rengifo, amigo desde aquellas épocas de los talleres de creación literaria en el Museo de arte de Lima. Es autor de los libros de cuentos “El puente de las libélulas” (1996), “Criaturas de la sombra” (1998) y “El rumor de la tormenta” (2007); las glosas “Prosas impúdicas” (2005) y las novelas “La morada del hastío” (2001), “La casa amarilla” (2007) y “Uñas” (2008). Con varios premios literarios, además de estár incluido en el octavo tomo de la antología “El Cuento Peruano 1990- 2000” (Ediciones Copé 2001, selección y prólogo de Ricardo González Vigil), en “Cuentos pigmeos, antología de la minificción latinoamericana” (2005, prólogo y selección de la estudiosa italiana Giovanna Minardi) y en “La mala nota, el colegio en el cuento peruano” (Alfaguara 2008, selección y estudio de Jorge Eslava), entre otras antologías.

El libro (o los libros, para ser más exactos) que más me ha entretenido en el año 2009, ha sido la trilogía MIllennium, del sueco Stieg Larsoon, es decir, las novelas «Los hombres que no amaban a las mujeres», «La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina» y «La reina en el palacio de las corrientes de aire». Un ambicioso proyecto literario que quedó trunco por la repentina muerte del autor, quien no pudo disfrutar de las reacciones frente a su obra. Me atrajo y me agradó, pese a ser un género ─el policial─ que no visito con frecuencia, por la habilidad y frescura narrativa del autor, que logra trasladarnos a un universo moderno de misterios, argucias y entretelones, pero sobre todo por su capacidad de crear un personaje, entre otros, tan indeleble en la memoria como la irresistible Lisbeth Salander.
.

Escribir Comentario

Tu Email no será publicado. Rellenar los espacios *