A propósito de su siguiente novela
J.E. BENAVIDES NOS ENFRENTA CON LOS LADOS OSCUROS DE NUESTRA HISTORIA

En 1975, yo vivía como a diez cuadras de la avenida 28 de Julio, muy cerca del cuartel de Radio Patrullas. Punto de inicio de una serie acontecimientos dramáticos que marcaron con sangre el comienzo de la posterior caída del dictador militar Juan Velasco Alvarado. Esa madrugada del cinco de febrero de aquel año, cuando el ruido sordo y poderoso de los blindados del ejercito cercaron cuartel de Radio Patrullas y luego desataron el horror de la masacre contra los desprevenidos guardias civiles en huelga, pude escuchar nítidamente el estruendo de las explosiones y el traqueteo de las ametralladoras.
Al día siguiente, mi madre escondió en la casa a un policía que estaba huyendo asustado (aquella vez me pareció más un niño perdido) y después lo disfrazó con las ropas de fiesta patronal de un primo cantante para que pudiera escapar hacia lo incierto. Todo ese día fui testigo de la violencia que se desató en la ciudad. La palabra “saqueo”daba vuelta por todos los sitios y los rumores de caos general se expandían casi a gritos. Confieso que hasta allí, el general Juan Velasco Alvarado y su Junta Revolucionaria eran apenas las noticias con las que se llenaban los periódicos de la casa. Después se hizo una certeza cuyo bordes nunca estuvieron muy claros, aun años después, cuando ya el general Morales Bermudez entregaba el poder a un mando civil.
Ahora que se anuncia la próxima novela de Jorge Eduardo Benavides cuyo contexto, al parecer, es el periodo de gobierno Velasco Alvarado, a quien podría definirse como el último modelo de dictador tradicional – militar, resentido, egocéntrico, con afanes de todo poderoso – estaba rememorando aquellos hechos ya bastante confusos en la memoria. Esperamos con entusiasmo la pronta salida de dicha novela cuyo título, probablemente, sea La navaja Occam.
Jorge Eduardo Benavides viene de haber logrado dos estupendas novelas anteriores. Ambas cubren etapas conflictivas de la vida peruana (de otro lado, ¿cuándo no han habido etapas conflictivas en es país). Con Los años inútiles logró alcanzar un retrato del complejo Perú de fines de los 80’s, una de nuestras etapas más difíciles definitivamente. A través de tres personajes centrales provenientes de diversos sectores sociales, todos ellos empujados, por la crisis política y económica, a un acelerado proceso de degradación y corrupción, consigue devolvernos a una época que no siempre quisiéramos recordar.
En su segunda novela, El año que rompí contigo, que alcanza contextualmente la primera etapa del gobierno de Fujimori, es donde termina por afirmarse como un escritor con una voz propia y un manejo eficaz de la técnica narrativa. En ésta, hay una trama que implica dos parejas de jóvenes de clase media agobiados por la grave crisis económica y política: hiperinflación y atentados terroristas. Junto a ello, también deben enfrentar las mezquindades domésticas de cada día.
De los pormenores de la siguiente novela, habrá que esperar a encontrarse con Jorge para sacarle un poco más. Por lo pronto, tenemos una página de lo que terminaría de publicarse oficialmente en la segunda mitad de este año.
Fotos:
El escritor Jorge Eduardo Benavides
– General Juan Velasco Alvarado
– Gráfico de un periódico de la época

1 Comentario

  • Anónimo Publicado 27 junio, 2007 2:12 am

    Quiero ser tan buen escritor como usted Una parte de mi novela :

    Era difícil despertar con el sabor a niño en la boca , era complicado levantarse con la imagen aun de aquellas fotos , era arduo quitarse de la mente esos videos de aquella noche donde mil orgasmos no dejaban de parar ese sentimiento físico del cual solo pude salir al desmayarme en grandes lagunas de sueño , después de eso quitarse esas imágenes antes de ir a laboral era difícil.

    Aun es una de las muchas partes si encuentra algun error hagamelo saber a sebastianhunter00@hotmail.com

Escribir Comentario

Tu Email no será publicado. Rellenar los espacios *