Libros a la carta

Una más de tecnología. Leo El Comercio y me doy cuenta que ahora será más fácil publicar un libro que escribirlo; en fin, siempre ha sido así: terminar un libro siempre es un parto. Sin embargo, los que conocen el mundo editorial en el Perú sabrán que ver un libro, por más modesto que sea, es tan

difícil como escribirlo.

Parece una gran fotocopiadora. Sin embargo, cumple el sueño de muchas personas de llegar a una librería, pedir su libro y que en cuestión de minutos se lo den recién impreso y salido de la máquina. Esto es posible en la librería Blackwell de Charing Cross Road en Londres. Allí, una de las calles más importantes de los libreros, se esconde uno de los invento más importantes después de la imprenta: la Espresso Book Machine.Como si de un cajero automático se tratase, esta nueva impresora nos permite elegir entre 500.000 títulos, imprimir el que nos interese y a continuación encuadenarlo, todo ello en menos de cinco minutos. Según el diario Británico The Guardian, se trata de “uno de los cambios más grandes para la literatura mundial desde que Gutemberg inventara la imprenta hace más de 500 años”.
CIEN PÁGINAS POR MINUTO
La Espresso o EBM, inventada por el editor estadounidense James Epstein, imprime 100 páginas por minuto y ha sido elegida por la revista Time como el invento del año. Por el momento esta impresora, que tiene aspecto de fotocopiadora, sólo se puede utilizar en Blackwell que a la espera de como funcione pretende extenderla a su red de librerías en Londres, recoge el portal 20 minutos.
Según el director de la librería londinense, la máquina “ofrece la posibilidad de que las pequeñas tiendas y librerías independientes puedan competir de verdad con grandes cadenas “. El cliente que entre a la librería ya ni siquiera tendrá que andar buscando a una persona que le ayude a encontrar un libro, con acercarse a la Espresso y tocar un botón ya podrá meterse en el bolsillo su novela preferida.

Escribir Comentario

Tu Email no será publicado. Rellenar los espacios *